La miel en tu ventana (Spinetta)

La miel en tu ventana (Spinetta)

     La letra de esta canción dice así:

No deja de tentarme en las mañanas
la miel que deja el sol en tu ventana,
El sol, no sabe donde vas
El sol, no dice «Yo te amo».
No deja de tentarme en las mañanas tanta luz.

No deja de tentarme en las mañanas
la miel que deja el sol en tu ventana,
El sol, no sabe donde vas
El sol, no dice «Yo te amo».

No deja de tentarme en tu ventana tanta luz.
fotografía titulada «Reflejos de invierno», del top 25 mejores fotos 2013, © manolo dj

    Recuerdo que la mansión preferida del multimillonario barón Thysen tenía por nombre «Más mañanas «; decía ser su vivienda favorita, donde mejor se encontraba y donde le gustaría pasar sus últimos años, cerca del añorado mar.

     Apenas sé nada sobre Thysen, aparte de las generalidades por todos conocidas, pero me gustó mucho el nombre elegido para su hogar. Las mañanas suponen siempre las horas más intensas del día. La luz de las mañanas completa la energía vital con la que el cuerpo descansado comienza la nueva andadura; siempre una mañana nueva ha significado una oportunidad nueva, toda una vida por delante. Hasta en nuestro último día, una nueva mañana significa una nueva forma de nacer… si se quiere.



fotografía titulada «Mañana», de la recopilación top 25 mejores fotos 2013. © manolo dj


     En esta novedad que siempre trae el despertar del día, incluso en el dolor, encontramos asideros donde coger fuerza, motivos de esperanza y reclamos de belleza por doquier. Son las mieles que se desparraman desde la ventana, esperando una mirada cargada de búsqueda, pues sólo un alma que busca constantemente la verdad es capaz de descubrir tales tesoros que para otros pasan desapercibidos.

     Y eso que el sol, la luz, y todo lo que la refleja, no son más que criaturas. Nada que ver con El Creador, la Persona, el único que puede decir con propiedad «YO te amo»…

2 Replies to “La miel en tu ventana (Spinetta)”

  1. Dos cosas:

    1. MIL DISCULPAS por haber publicado tan tarde el comentario. Acabo de ver que había algo mal configurado en Blogger y no recibía alertas de los comentarios para poder publicar. Lo he revisado y espero que no pase más.

    2. ¿sabes? Reconforta leer tus palabras, mucho. Siempre escribo con la esperanza de que mis escritos dejen algún tipo de eco en personas que tal vez no compartan mi forma de ver las cosas, pero a las que les tengo un inmenso cariño, aun sin conocerlas. Siempre serás bienvenida por aquí, y sin duda estarás en mis oraciones… Gracias!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *