La miseria se presenta de muchas maneras, y factores como la pobreza, las desigualdades económicas o la presencia de fuertes fuerzas delictivas, son factores que retroalimentan la marginación y el abuso.

     En el entorno geográfico, hay localidades cuyo nombre se relaciona directamente con situaciones como las descritas. Una de éstas, la ciudad de Medellín, evoca por méritos propios el desorden moral manifestado de múltiples formas: crimen organizado, impugnables cárteles de la droga, extorsión, corrupción, abusos, prostitución…
     Desde esta localidad, el centro de capacitación La Esperanza se puso en contacto con Asociación para la Solidaridad para presentarles su nuevo proyecto y pedir su colaboración: la capacitación profesional y humana de 40 mujeres con objeto de insertarlas en el mundo laboral, rescatándolas de ambientes marginales.


      La carta explicativa, remitida por las hermanas oblatas del Santísimo Redentor, presentes en Medellín desde hace más de 40 años, describe pormenorizadamente el proyecto y las necesidades del mismo, tanto en medios materiales como humanos, tal y como se describe a continuación:



           Con todo lujo de detalles, la documentación aportada disección a una tarea que no es ajena a la labor de estas religiosas, las cuales llevan realizando programas similares desde 1993. Tomando directamente el texto de dicha carta, extraemos lo siguiente:

Experiencia y ámbito de trabajo en Colombia: las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor llegan a Colombia en el año 1960 de Madrid (España), cuna de la congregación. Se radican en la ciudad de Bogotá, donde prestan sus servicios como obra social, en unión con el  Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (I.C.B.F) a niñas que oscilan entre los  12 y 18 años con problemas de comportamiento, en la modalidad de internados.
A partir del año 1980, buscando ser fieles al carisma de la Congregación, retomamos el trabajo con la mujer en situación de prostitución,  a quienes   acogemos, capacitamos y acompañamos en las ciudades de  Bogotá, Medellín, Ibagué, Piedecuesta yBucaramanga.
Contexto de referencia: Localidad (pueblo, ciudad), Región. 
 El proyecto funciona en la calle 51 Nº 56A – 52 Barrio San Benito, Medellín Colombia.  
Situación local: Las hermanas Oblatas   y  laicos comprometidos,  realizan la intervención en la Ciudad de Medellín con mujeres que ejercen la prostitución en los,bares, calles, clubes, prepago y en forma virtual. Las mujeres proceden de los diferentes barrios marginales de la ciudad.Estos barrios están caracterizados por la presencia de grupos armados ilegales que operan en diferentes lugares de la ciudad, donde la población y más específicamente las mujeres y niños están expuestos a todo tipo de violencia como: abuso y explotación sexual, prostitución, trata de personas, venta y consumo de sustancias psicoactivas y desplazamiento forzado.
Aunque el proyecto está  ubicado en el centro de la ciudad, la Institución solicitante está presente  a través de las diferentes actividades en los barrios de la periferia de la ciudad.
Esta realidad está  marcada por la pobreza, violencia, tráfico, consumo de drogas, alcohol, discriminación,  estigmatización social, tráfico de mujeres, turismo sexual, explotación sexual  y comercio infantil y juvenil.
Las mujeres en situación de prostitución,  en su mayoría, poseen escaso nivel escolar, alto grado de violencia intra-familiar, drogadicción, delincuencia  y desintegración familiar.Provienen de un nivel socio-económico bajo, la problemática incluye la explotación por parte del proxeneta y cliente pero también de otros problemas y situación que agravan otros aspectos de la vida de la mujer, como el hecho haber  sido introducida en la prostitución aun siendo menor de edad y haber  sufrido, en muchos casos, violación por parte de sus familiares.
En este contexto se realiza el trabajo de las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor,que desarrollan una propuesta pedagógica de promoción y humanización, impulsada a través de programas y proyectos, donde se espera que las mujeres puedan vivenciar un proceso de formación integral que las lleve a ser gestoras de su propia superación y la de otras mujeres.


      

       NUESTRA APORTACIÓN SOLIDARIA

      Desde BRINexpress queremos colaborar con nuestro granito de arena en esta encomiable labor. Para ello, al igual que en el semestre anterior, destinaremos los ingresos de nuestro compromiso 007 para destinarlo a Asociación para la Solidaridad, una segunda flor en nuestro Jardín de Gente. La campaña ya está en marcha desde el 1 de Enero y terminará el próximo 30 de junio. Será nuestra forma de agradecer la necesaria labor solidaria que tantas personas realizan desinteresadamente en favor de tantos necesitados.

      
      Y por supuesto, agradecemos tu repostaje solidario para hacer posible esta realidad, una vez más. No olvides seguir nuestro blog para estar al tanto de SOLIDARIDADexpress. 

     BRINexpress: tu mejor repostaje al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *