This magic moment (Lou Reed)

    Algunas veces la presión constante en un asunto se convierte en una carga pesada que se arrastra hasta que, para bien o para mal, «se destapa la olla». Si el resultado es negativo, normalmente el subsconsciente aprovecha la ocasión para asimilar el desastre, el cual ya se intuía entre las opciones anteriores al desenlace, pero es necesario «encajarlo» para poder pasar a otra fase, normalmente de reacción. Sin embargo, si el resultado es satisfactorio, y especialmente se ha trabajado en la resolución del asunto aun en contra de las dificultades, se produce una sensación de cierta euforia que recompensa el esfuerzo, aunque también guarda el riesgo de complacer en exceso. 
     Algo así me ocurrió la semana pasada, cuando al término de una asamblea complicada en la que mi responsabilidad es máxima, tuve esa sensación de éxito momentáneo aplastante, y sin saber porqué, me vino a la memoria, de forma persistente y machacona, la canción «This magic moment»
     Este tema lo conozco desde hace varios años interpretado por Lou Reed, si bien los autores del tema fueron Doc Pomus y Mort Shuman, y fue famosamente interpretada por The Drifters en los años 60. Yo sin embargo lo conocí a través de la película Lost Highway (1997), donde el genial David Linch recopiló una banda sonora excepcional, y donde tuvo el acierto de incluir esta trepidante versión ejecutada por Lou Reed.
       La misma versión fue anteriormente editada para un recopilatorio en memoria de Doc Pomus, Till the night is gone, en 1995; al parecer Lou Reed realizó esta versión tras la muerte de Doc, íntimo amigo suyo, y fue como un homenaje al tiempo y viviencias compartidas. 
       La sublime letra de la canción es la que sigue:

This magic moment                                                                Este momento mágico
So different and so new                                                         Tan distinto y tan nuevo  
Was like any other                                                                  Era como cualquier otro
Until I met you                                                                       Hasta que te conocí

And then it happened                                                            Y entonces sucedió
It took me by suprise                                                             Me cogió por sorpresa
I knew that you felt it too                                                      Supe que también lo sentiste tú
I could see it by the look in your eyes                                   Lo vi en tus ojos

Sweeter than wine                                                                 Más dulce que el vino
Softer than a summer’s night                                                Más cálido que una noche de verano
Everything I want, I have                                                     Es todo lo que quiero, y tengo
Whenever I hold you tight                                                     Cada vez que te sujeto firmemente

This magic moment,                                                              Este momento mágico
While your lips are close to mine,                                          Mientras tus labios están cerca de los míos
Will last forever,                                                                     Permanecerá por siempre
Forever, ‘til the end of time                                                   Siempre, hasta el fin del tiempo
So why won’t you dance with me?                                       Así que, ¿bailas conmigo?
Why won’t you dance with me?                                           ¿bailas conmigo?
     Como vemos, auque mi subsconciente la haya «aplicado» a una situación exitosa, la canción no deja de ser un tema de amor, pero evidentemente refleja un momento de cumbre amorosa, bien el momento álgido del flechazo en un amor joven, o el recuerdo de éste en un amor más maduro.

     En el video de abajo, David Linch lo supo acoplar perfectamente a una situación de «amor a primera vista». Si bien no recoge la canción completa, el fragmento merece la pena.

     Por último, incluyo también un video con la versión completa e imágenes de Lou Reed.
Por cierto, ¿a Quién tienes que agradecer por tantos «momentos mágicos»?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *